Abarth & C dibujó su insignia bajo el signo astrológico de Carlo, el escorpión y celebra este 2019 siete décadas de existencia de manufactura automotriz y de los mejores diseños en ingeniería deportiva, donde decenas de generaciones han sido parte de la historia de la emblemática firma.

Luca Napolitano, Directora de EMEA FIAT & Abarth comentó con gran entusiasmo que la clave del éxito en Abarth & C, involucra autos record, revolucionarios kits de tunning y legendarias carreras que determinaron grandes logros de la marca “Todo esto pertenece al pasado y al presente de Abarth, aunado al compromiso y el orgullo de las personas que con el tiempo han trabajado en las fábricas, oficinas y en las pistas de carreras.

“La satisfacción deportiva para los ingenieros y técnicos de la marca, se comprueba sobre el asfalto, donde se han superado pruebas difíciles, probado las soluciones tecnológicas más innovadoras bajo las condiciones más adversas antes de llevarse a los modelos Abarth. De esta manera, los logros en términos de rendimiento, seguridad y confiabilidad, son una garantía para nuestro cliente”

 

EDICIÓN DE 70 ANIVERSARIO
Para identificar esta increíble evolución, todos los Abarth 595 producidos a partir de este año 2019, se identificarán con la insignia especial 70 aniversario,  lo que hace de esta edición aún más  exclusiva para los fanáticos de Abarth (a partir del 10 de abril).  El regreso del Abarth 595 esseesse, reciente lanzamiento del Motorshow de Ginebra,  está apunto de salir a la venta en Reino Unido y resto del mundo.

 

NACE UNA LEYENDA

Todo comenzó cuando Carlo Abarth tenia 20 años y su pasión por motocicletas, lo llevo a cosechar victorias como piloto en Motor Thun, lo que le motivó a construir su propia motocicleta bajo la marca Abarth.

A esto le siguió su afición en sidecars, vehículo con la que adquirió fama en la carrera contra el Orient Express al resultar ganador.  Tras un lamentable accidente en 1939, se ve obligado a abandonar por completo las carreras, lo que marcó en el un comienzo.

 

Abarth 750 Bertone 1956, Carlo Abarth (primero a la derecha)

 

En 1949, el primer vehículo que produjo, fue el 204 A Roadster, basado en el Fiat 1100, ganador del campeonato deportivo italiano 1100 y el título de carreras de Fórmula 2. Fue cuando Carlo decidió complementar sus carreras deportivas con la producción de los ahora famosos kits de tuning en autos de producción en masa para aumentar la potencia, la velocidad y la aceleración.

Las piezas de escape se fabricaron de tal manera, que fueron proveedores para marcas  como Porsche, Mercedes-Benz, Alfa Romeo, Lancia, BMW, Ford, Volvo y Jaguar. Los componentes notables de los kits Abarth & C alcanzaron niveles globales en pocos años.

En 1962, con 375 empleados, produjo 257,000 escapes, 65% de los cuales están destinados a los mercados de exportación. Con el Fiat Abarth 750, diseñado por Bertone en 1956, la marca rompió el récord de resistencia y velocidad, el 18 de junio en el hipódromo de Monza rompió el récord de 24 horas que cubre 3.743 km a una velocidad media de 155 km / h.

Entre otros récords de ese mismo circuito se acumularon: los 5000 y 10,000 km, las 5,000 millas y también las 48 y 72 horas. El mismo vehículo fue diseñado por Zagato en dos versiones diferentes: el Fiat Abarth 750 Zagato (1956) y el Fiat Abarth 750 GT Zagato (1956).

En 1958, Abarth completó una verdadera obra de arte en el nuevo Fiat 500, transformando completamente el pequeño vehículo utilitario y mejorando sus potenciales al máximo. En el mismo año, la marca unió esfuerzos al asociarse con Fiat.

 

Fiat se comprometió a recompensar financieramente a Abarth en función del número de victorias y registros que el equipo logrará. Suceso que determinó la siguiente racha de impresionantes victorias: 10 récords mundiales, 133 récords internacionales, más de 10,000 victorias en pista. Sin lugar a dudas, la década de 1960 fue de oro puro en Abarth.

El nombre Abarth adquiere fama mundial al representar velocidad, coraje, rendimiento y desarrollo. Históricos ejemplos automovilísticos, llevan el nombre de Abarth con orgullo, como el 850 TC, victorioso en circuitos internacionales como Nürburgring, hasta el Fiat Abarth “1000 Berlina” y el 2300 S que acumuló una extraordinaria serie de registros en la pista de Monza a pesar de las duras condiciones climáticas.

En 1971, Fiat Auto se convirtió en el propietario de Abarth, y el último vehículo donde su fundador participó en el diseño del A112 Abarth. La lista es interminable y continua en el año 1980, con famosos autos como el Fiat 131 Abarth, campeón del rally mundial.

Unos años más tarde, en octubre de 1979, Carlo fallece, quien se había encargado  directamente de la supervisión de más de 219 modelos bajo la insignia del legendario escorpión.

 

TRIUNFOS INSUPERABLES

El icónico Fiat Abarth 124 ganó el campeonato mundial de Rally de 1972 y 1975 con el piloto Raffaelle Pinto y su copiloto Gino Macaluso. El 124 Rally tuvo éxito durante varios años hasta que fue reemplazado por el 131. El Fiat 131 Abarth fue un exitoso grupo de rally 4 que ganó el campeonato mundial de fabricantes tres veces en 1977, 78 y 80, reconocible al instante por los fanáticos de todo el mundo.

Los esfuerzos por el departamento de carreras se enfocaron en Lancia, el gran rayo de resplandor en el mundo de los rallys, al cosechar un total de 11 campeonatos a lo largo de los años.

El icónico Rally Abarth 124 regresó en 2016, al presentarse sorpresivamente en Salón de Ginebra, como parte del doble anuncio del Abarth 124. Sólo en su segunda temporada en el Campeonato R-GT, Abarth se estableció como el rey de la clase R-GT para 2018, registrando más de 40 victorias en 12 campeonatos nacionales.

Utilizando la experiencia adquirida en las dos primeras temporadas de carreras, el Rally 124 se ha refinado aún más, con el objetivo de convertir al Abarth en el auto para vencer en la clase R-GT.  La insignia Abarth apareció en un pequeño número de ediciones limitadas de Fiat en los años 1980 y 1990, incluyendo Strada y Stilo.

 

Fiat de rallys, Abarth 131

 

FIELES A LA DEPORTIVA ITALIANA

En 2008, la marca se relanzó con una nueva línea creada para los entusiastas de los deportes de motor con Abarth Grande Punto (2007), Abarth 500 (2008) y kits de afinación para cada automóvil, así como versiones de carreras del Abarth Grande Punto Rally Super 2000 y el Abarth 500 Assetto Corse.

 

Fiat Abarth 1500 Biposto.

 

Desde entonces, se han lanzado nuevas ediciones: Abarth 695 Tributo Ferrari (2010), Abarth 595 Yamaha Factory Racing (2015), Abarth 695 Biposto Record (2015) y Abarth 695 Rivale (2017). En 2016, la Araña Abarth 124 y el Rally Abarth 124 se unieron a la alineación del modelo, seguido por el Abarth 124 GT (2018) de fibra de carbono.

Más de 110,000 admiradores y seguidores de la marca se expanden por toda Europa, bajo la comunidad  Abarth “Scorpionship, club oficial que comenzó en 2016 y creció rápidamente a medida que los propietarios, los aficionados y los clubes regionales se han inscrito para mantenerse cercanos a todo lo que acontezca con respecto a la firma.

El entusiasmo nunca cesa, ya que en el año 2018, más de 1000 propietarios, fanáticos y celebraron el Rockingham para sumergirse en Abarth y celebrar la pasión deportiva de la italiana, en el Día Anual de Abarth. 

Pin It on Pinterest