Desde el 7 de febrero y hasta el 24 de marzo durante la semana de arte en México, se exhibirá por primera vez en Latinoamérica las recientes esculturas monumentales de Sean Scully, uno de los artistas abstractos más importantes del mundo, en los espacios internos y externos de la Cuadra, el icónico monumento modernista de Luis Barragán en el municipio de Atizapán en el Estado de México, en la que será la primera exposición en San Cristóbal titulada: ‘Sean Scully – San Cristóbal’.

La cuadra fue construida entre 1966 y 1968, como un complejo ecuestre y residencial, la propiedad todavía está ocupada por la familia Egeorstrom para quien fue construida. Esta será la primera vez que las esculturas de Sean Scully se exhibirán en América Latina y estas incluirán las monumentales cajas de acero COR-TEN de cincuenta pies de largo, “Boxes of Air”, así como esculturas apiladas tanto en COR-TEN como en metal pintado. El proyecto fue curado por Oscar Humphiries con el apoyo de la galería inglesa Blain Southern.

‘Exposición Sean Scully - San Cristóbal’

‘Exposición Sean Scully – San Cristóbal’ Landline

Sean Scully – San Cristóbal’ presenta el trabajo de Sean Scully, uno de los artistas abstractos más importantes del mundo, en el icónico monumento modernista de Luis Barragán, Cuadra San Cristóbal. Las geometrías dramáticas y alargadas y los poderosos colores vistos en San Cristóbal representan el vértice del “período alto” de Barragán (desde finales de 1940 hasta mediados de los 70) y forman un telón de fondo apropiado para las esculturas poderosas y emotivas de Sean Scully.

El artista Mathias Goeritz fue el primero utilizar el término ‘Arquitectura emocional’ en relación con el trabajo de Barragán. La abstracción de Scully es también profundamente emocional, y la cual fue evolucionando desde los años setenta hasta convertirse en algo más conmovedor y más humano, con lo cual ha asegurado su lugar como un gran artista internacional. Tanto el trabajo de Scully como el de Barragán derivan, en parte, de los primeros modernistas: Mondrian y Le Corbusier.

Y así es como Scully desde la perspectiva de un artista y Barragán como arquitecto disolvieron las viejas etiquetas, encontrando una interacción totalmente individual y contemporánea de lo que la arquitectura moderna y la pintura abstracta pueden ser. La ‘Abstracción Emocional’ de Sean Scully dará vida a la obra maestra de Barragán.

‘Exposición Sean Scully - San Cristóbal’

‘Exposición Sean Scully – San Cristóbal’. Ghost.

Ver a Scully como un escenario así revelará el arte histórico y los orígenes arquitectónicos de la práctica contemporánea de Scully, creando una yuxtaposición que es a la vez contraria y comprensiva. Esta intervención delicada, realizada con la consulta de la familia Egeorstrom arrojará nueva luz sobre este conocido monumento y agregará una nueva y poderosa perspectiva al trabajo de uno de nuestros artistas contemporáneos.

“La primera vez que visité México, no tenía ni idea de quien era Luis Barragán hasta que vi una hermosa foto de la escalera voladiza de la Casa Barragán y pensé ¡Esto es maravilloso! y desde entonces me quedé pensando en él.” Comentó Sean Scully. “Para mí es interesante que Barragán integre el color en las formas en su creación. Instintivamente pienso en él sintetizando la forma y el color en su imaginación. Mi instinto dice que los edificios nacieron cuando los vio en su cabeza. Lo que me atrajo de México fue la brutalidad de la cultura y la naturaleza excluyente de la misma”. Finalizó.

Esta exposición cuenta con el generoso apoyo de Blain Southern.

 

‘Sean Scully – San Cristóbal’

7 de febrero al 24 de marzo de 2018

Cuadra San Cristóbal

(Cerrada Manantial Oriente 20, Colonia Mayorazgos de los Gigantes, López Mateos, Atizapán de Zaragoza, Estado de México)

ENTRADA LIBRE

 

Sobre Sean Scully

Sean Scully (Dublín30 de junio de 1945) es un artista estadounidense de origen irlandés que ha sido nominado dos veces al premio Turner. Varios museos de todo el mundo conservan obras suyas.

Scully Nació en Dublín y creció al sur de Londres, donde su familia se estableció en 1949. ​ Estudió en el Croydon College of Art y en la Universidad de Newcastle upon Tyne. Recibió una beca para ir a estudiar a la Universidad de Harvard a principios de la década de 1970 y desde entonces se estableció en Nueva York.

Scully fue nominado para el premio Turner en 1989 y en 1993. Ha expuesto ampliamente por toda Europa y los Estados Unidos, con presencia en algunos de los museos más importantes del mundo, incluyendo el Museo Metropolitano de Arte, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, y el Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York, la Galería Nacional de Arte y el Smithsonian, entre otros muchos.2

Actualmente Scully vive y trabaja entre Nueva York, Barcelona y Múnich, donde ejerció de profesor en la academia de bellas artes. En 2015 inauguró una instalación permanente en la capilla de Santa Cecília de la Montaña de Montserrat.

 

Sobre La Cuadra San Cristóbal

La Cuadra San Cristobal es sin duda uno de los proyectos más importantes del arquitecto mexicano Luis Barrgán el cual fue terminado en 1969, ubicado en Atizapán de Zaragoza en el Estado México.

A los 62 años de edad, en 1964, el arquitecto mexicano Luis Barragán comienza el proyecto de una de sus obras más representativas, la Fuente de los Amantes ubicada dentro del Fraccionamiento Los Clubes, en el municipio de Atizapán, Estado de México.

Esta obra se enmarca dentro de una intervención mayor, asociada dentro del mismo proyecto a la Cuadra San Cristóbal (caballerizas) y a la Casa Egerstrom, pensadas por el arquitecto para una comunidad de caballistas. El conjunto, terminado en 1969, se transformó en un símbolo de su obra por el impecable uso del agua, la abstracción geométrica de los distintos planos y el color, elementos recurrentes en su carrera.

El uso del agua es característico en su obra y es influencia de la arquitectura colonial mexicana. Pero va más allá de los pozos y acueductos de las haciendas y conventos, y las diseña como esculturas independientes del agua, que pueden mantener su atractivo visual y espacial, sin necesidad de estar en funcionamiento.

La Cuadra San Cristóbal, donde se disponen las caballerizas, se emplaza a 80 metros (aprox.) de la fuente, pero forman un solo proyecto por el tratamiento similar de los elementos y la relación programática. El juego de tonos rosados que paradójicamente resalta la geometría más bien abstracta de los muros y la presencia del agua, los vinculan leyéndose como un solo espacio.

Como en varias de sus obras, los espacios creados por Luis Barragán parecen atemporales, en reposo. En esta obra genera un exterior más bien cerrado, es un lugar de encuentro pero creado para la reflexión solitaria y siempre abierto hacia al cielo. La forma de habitar el espacio está definida de esta manera íntima; finalmente la fuente fue pensada por su arquitecto para ser cruzada sólo por un caballo y su jinete.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest