Del 12 al 15 de julio, la impresionante propiedad deportiva de Goodwood fue transformada en el Festival of Speed, uno de los eventos más grandes en la cultura de las competencias automovilísticas en el mundo actual y un elemento importante del calendario social británico. Los fanáticos del automovilismo serán entretenidos por algunos de los pilotos de carreras más destacados detrás de los volantes de algunas de las máquinas más extraordinarias y espectaculares de la actualidad.
Fundada hace 25 años en junio de 1993, el Goodwood Festival of Speed celebra su vigésimo quinto aniversario este año con una presentación de los 15 momentos más memorables de su fundador, el duque de Richmond (anteriormente conocido como conde de March), mediante una exposición de coches y los conductores que los crearon.
Como cronometrador oficial por segundo año consecutivo, Montblanc prestó su pericia en cronometraje a las numerosas carreras que se celebrarán a lo largo del evento de cuatro días. Como es costumbre cada año, el festival culminó con un espectacular Hillclimb Shootout de 1.16 millas, el cual determinó al campeón del Festival of Speed 2018 y el ganador recibió un reloj Montblanc, el Montblanc TimeWalker Manufacture Chronograph edición “Cappuccino”.
Durante el evento, Montblanc fue el anfitrión de un pabellón especial a donde los invitados se relajaron y descubrieron las colecciones de Montblanc. El duque de Richmond también se unió a Montblanc y a sus invitados para presenciar un pre-lanzamiento especial de la colección y echar un vistazo al reloj del ganador.

Montblanc & Goodwood

“Existen pocas celebraciones en torno a las carreras automovilísticas que sean tan apasionantes y emocionantes como el Goodwood Festival of Speed. Con la participación de coches magníficos, que van desde el más clásico hasta el más vanguardista, el evento es la colaboración perfecta para Montblanc, una casa que celebra su espíritu de innovación y su largo legado relojero”, nos comparte el CEO de Montblanc, Nicolas Baretzki.
Davide Cerrato, el director de la división de relojes de Montblanc, agrega: “Los relojes Montblanc festejan la implacable pasión por la velocidad encontrada en el corazón de las carreras automovilísticas a lo largo del último siglo. En los últimos 25 años, el espíritu del automovilismo ha encontrado un hogar en Goodwood, un evento que reúne a aquéllos quienes comparten este amor por la velocidad, provenientes de todos los rincones del mundo. No se me ocurre una mejor sede”.
Para rendir homenaje al legado de Minerva, Montblanc sigue la tradición de una herencia de 160 años de alta relojería con sus colecciones. La Manufactura de Minerva era conocida como un taller exclusivo para la producción de instrumentos de alta calidad para medir intervalos cortos de tiempo con una precisión destacable — por ejemplo, el contador para centésimas de segundo que fue lanzado en 1916. Un ejemplo perfecto de este legado es el “Rally Timer”, un cronómetro que fue creado para cronometrar las carreras automovilísticas con la mayor precisión y el cual ha sido una fuente de inspiración para la colección TimeWalker.
Durante el evento de Goodwood, y en algunas cuantas boutiques seleccionadas, Montblanc presentará dos nuevos modelos de edición limitada que han obtenido su inspiración del color del efecto tropical de la carátula — un Manufacture Chronograph y un Automatic Date. Las carátulas son de color beige con contadores y bridas cafés, y es debido a este cálido y armonioso esquema de colores que recibe el cariñoso apodo de “Cappuccino”.

 

Pin It on Pinterest